| Inicio | Contacto
  Turismo » Plaza Principal » Catedral de San Lorenzo.
 | Temática
La construcción actual, con las altas torres que flanquean la fachada creando el espacio del atrio, es sólo la última, y la más imponente, de una larga serie de precarias edificaciones, levantadas a partir de la fundación de la ciudad. El rápido deterioro de los materiales (madera para la estructura, tabique para las paredes, troncos de palmera o tejas para el techo), debido al húmedo clima tropical, y la lejanía de los obispos, que preferían vivir en la más templada Mizque en el valle cochabambino, fueron los causantes principales de esta situación, a la cual se puso fin en 1839 con la demolición del templo existente y la construcción de la nueva y "moderna" Catedral bajo la guía del ingeniero francés Philippe Bertrés, que se ocupó también de hallar la cal en las afueras de la ciudad y de construir los primeros hornos para fabricar los ladrillos. El proyecto, demasiado ambicioso para las reducidas posibilidades económicas de la ciudad, se paró en 1843 cuando Bertrés salió del país, y sólo las nuevas riquezas traídas por el caucho al final del siglo XIX permitieron poner manos nuevamente a la obra en 1904, bajo la dirección de otro francés, León Mousnier. En 1915 se consagraba solemnemente la nueva Catedral, que todavía permanecía inconclusa en los campanarios, que fueron terminados en 1945.

El resultado de este largo proceso de construcción es una arquitectura ecléctica, quedando el inicial lenguaje neoclásico con reminiscencias barrocas de Bertrés modificado en las dimensiones y disposición de la planta y en la conclusión de los campanarios. También el ladrillo visto del exterior no es parte del proyecto original, sino que se debe a la refacción de los años 1968-1980, cuando se retiró el revoque.

Exteriormente la fachada está dividida en dos cuerpos: el primero de tres calles, con columnas toscanas, y el segundo, que presenta columnas jónicas, de una sola calle flanqueada por cartelas invertidas. El frontón triangular es coronado por un remate florido. En el interior a tres naves, sobresale la originalidad de la cubierta en madera levantada por Mousnier, en forma de bóveda rebajada de cañón con lunetos en la nave central y bóvedas de arista en las naves laterales. Menos feliz es la solución neogótica del altar mayor, cuyos arcos apuntados contrastan con la platería barroca del sagrario y del tabernáculo. El frontis en madera esculpida del altar es copia del frontal en plata conservado en el Museo de la Catedral. De época colonial es también la ornamentación en plata repujada del moderno tabernáculo de la Capilla del Espíritu Santo, en el brazo izquierdo del crucero.

| Fuente No. 0007 |


Enlaces a Galerías de Imágenes en Facebook (clic para ingresar):
© Santa Cruz de la Sierra
© Misiones de Chiquitos
© Festival de Chiquitos
© Festividades
® Soy Santa Cruz Bolivia, 2003-2015. Información histórica, institucional, cultural, comercial y turística. CEO Fundador: Richard Vaca Pereira Suárez.
 Síguenos:
 Auspician: